Durante 2020, la vida de la sociedad a lo largo de todo el planeta, afronto grandes cambios. Uno de los más notables, fue el auge del uso de la tecnología a gran escala. Todos, suponíamos que eventualmente nuestras vidas estarían mucho más regidas por la tecnología, pero la pandemia global aumento los tiempos de implementación.

Esto, ocasionó otro problema gravísimo: el aumento absurdo de la ciberdelincuencia. Esta terrible problemática, unida a la falta de profesionales en la industria a nivel global ocasiono resultados desastrosos.

El Ransomware sigue invicto

Varias empresas a nivel internacional, se dedican a realizar estudios de acuerdo a las influencias de distintos tipos de malware y el impacto en la sociedad. Uno de los que se mantiene ya hace varios años en el Top 3(y, de hecho, primero), en ranking de daños y amenazas, es el Ransomware.

En el 2020, fueron varios los países, ciudades y empresas que se vieron afectadas por ataques de diversos Ransomware, causando daños económicos e incluso arriesgando la vida de personas en el proceso. América Latina no podía ser la excepción: desde centros gubernamentales hasta grandes cadenas de comercio, los ataques se repitieron con velocidad por doquier.

El Problema en América Latina

Los países latinoamericanos, como todos sabemos, se caracterizan por vivir tiempos económicos y sociales complejos. La crisis económica y humanitaria en varios, es agobiante. Esto, como es de suponer, hace que la región se caracterice por tener inversiones a nivel general, más bien escasas.

Por supuesto, la seguridad informática no iba a ser la excepción. Tanto empresas como estados, prefieren darles prioridad a otros aspectos y desplazar la ciberseguridad a lugares secundarios.

Esta decisión, desde luego, tendría consecuencias devastadoras. Los informes actuales, indican los siguientes números:

  • En América Latina, se registraron 41 MIL MILLONES de intentos de ataques (muchísimos de ellos, exitosos).
  • Alrededor del 70% de los ataques se dirigen a empresas, el 30% restante impacta en personas
  • El Ransomware y el Pishing son los favoritos de la ciberdelincuencia, aunque los otros tipos se utilizan igualmente

Las técnicas de la ciberdelincuencia, están avanzando a pasos agigantados. Ahora, con el auge de la Inteligencia Artificial, Machine Learning y similares, los ciberdelincuentes tienen en sus manos una gama mayor de herramientas para coordinar y realizar ataques. Esto, unido a las tan famosas prácticas de Ingeniería Social, hace que los ataques sean cada vez más complejos y difíciles de detectar. Esto, unido al analfabetismo tecnológico, expone a millones de personas a riesgos elevados e impensados en su vida diaria.

El otro factor preocupante, son las vulnerabilidades. ¿Por qué decimos esto? Con el auge de IoT y la necesidad de la conectividad para trabajadores en remoto, los ciberdelincuentes intentan explotar todas las vulnerabilidades posibles, para conseguir beneficios económicos a costa de las personas.

Si tomamos en cuenta que, las pérdidas por distintos ataques a nivel mundial representan un aproximado de $1 MIL MILLONES de dólares (lo que equivale al 1% del PBI MUNDIAL), evidentemente nos encontramos con un oscuro negocio más que lucrativo.

Es por ello que, hoy más que nunca, la necesidad de formación de más profesionales en Seguridad Informática es urgente y debería ser prioritario. Recuerda que tengo una sección de cursos y rutas completas, para que puedas unirte al lado ético de la batalla.

Si te gusto el artículo, recuerda dejarme tu opinión en mis RRSS, suscríbete a ellas, y disfruta el contenido educativo gratuito.

¿Te GUSTARÍA saber cuando publico un nuevo articulo?

Entérate también cuando mis Cursos están al Precio más Económico.