«Cuida tus datos, privacidad es una cosa del pasado«. Me topé con esta frase por casualidad en un meme de una red social. En diversos artículos de nuestro blog, hemos analizado estrategias de los ciberdelincuentes para aprovecharse de vulnerabilidades y obtener datos. Sabemos que los datos, los recursos, los dispositivos y la información de cada uno de nosotros son elementos tentadores para los cibercriminales, que optan por lucrar con ellos.

Pero ¿qué pasa cuando las entidades en las que confiamos, que parecen seguras o que deberían protegernos hacen precisamente esto mismo? ¿Respetan las empresas y organizaciones nuestra privacidad? ¿Nos protegen realmente de amenazas o buscan adquirir nuestros datos?

El valor de tus datos, privacidad en riesgo

Estas hablando con tus colegas tranquilamente, sobre la urgencia que tienes de un televisor Smart nuevo, porque el tuyo se rompió. Consultas a un par de ellos por aplicaciones de mensajería sobre este tema, intercambias unos cuantos mensajes y ya estas mas o menos satisfecho. De pronto tus redes sociales y tu navegador empiezan a mostrar publicidad relacionada. ¿Te paso alguna vez?

Diversos experimentos se encuentran en redes sociales con este tipo de situaciones. Una hipótesis es que, basada en tu comportamiento y/o búsquedas ocasionales las empresas realizan publicidad dirigida. Otra hipótesis, es que realmente utilizan los datos que cargas y generas con el uso, para crear un perfil y en base a eso, enviarte publicidad.

Lo cierto es que, tus datos son valiosos. Basta recordar el escándalo Facebook – Cambridge Analityca, que salpico a Zuckerberg, ocasionándole millones en perdidas y acabando con el disculpándose ante el Congreso de USA y con demandas legales en su contra.

Revisa tus datos, privacidad vulnerada

En la imagen a la derecha, puedes observar los datos que las empresas con presencia digital, incluidas redes sociales, buscan obtener de ti. Esto puede parecer que no es peligroso en sí, pero debemos recordar que muchas veces esos datos son usados en contra de las personas.

Las estrategias van desde intentos para manipularlas o para generar fake news con potencial destructivo, hasta intentar manipular elecciones gubernamentales de manera descarada. Muchas veces, las intenciones de entidades multinacionales pueden exceder al simple lucro a corto plazo.

Cuida tus datos, privacidad explotada

Quizás creas que los navegadores son distintos, que no recaban tu información, tus datos de uso o como te comportas online. Pero lo cierto es que no, como podrás observar en esta imagen a la izquierda.

Los escándalos salpican a múltiples empresas que usamos diariamente en nuestra vida hiperconectada. Muchas enfrentan demandas millonarias por recabar, vender o explotar los datos de sus usuarios.

Fuente de las imágenes: búsqueda de internet.

En quien mas confías, tiene un desliz

Muchas aplicaciones fraudulentas, al momento de instalarlas, suelen instalar otro tipo de programas. Estas aplicaciones, forman parte del malware y suelen instalar entre otros, programas que usan los recursos de nuestros dispositivos para minar. Para combatir estos programas, todo usuario responsable tiende a instalar un antivirus que detecte estas tretas negativas, perjudiciales y fraudulentas. Pero ¿Qué pasa cuando el mismo antivirus, instala estas herramientas de minado?

Aclaremos algo: ni minar criptodivisas es malo, ni estamos en contra de ello. Por supuesto, estamos de acuerdo en que mines, si así tu lo deseas. Esa es la clave aquí: que tu hayas tomado la decisión proactiva de hacerlo.

El escándalo, salpico a la empresa NortonLifeLock (anteriormente Symantec), creadora del famnoso antivirus Norton. La herramienta Norton Crypto, fue acusada en redes sociales por instalarse de forma casi predeterminada (apenas con un cuadro de dialogo, sin contemplar el alcance). Los usuarios se quejaban de que, entre otras, era imposible desactivarlo luego de la instalación.

Para una herramienta que debería protegernos de eso, claramente las acusaciones eran para ser tomadas en cuenta. La empresa salió a aclarar que no era este el propósito, que la herramienta podía desactivarse y que no minaba sin el consentimiento del usuario.

Esta empresa, además de Norton, posee también Avast y Avira. De hecho, como era de esperarse, Avira ofrece el mismo servicio de minado que Norton. Quizás pronto Avast empiece a ofrecer lo mismo. A costa del 15% actualmente de tu ingreso, puedes usarlo.

Conclusiones

Muchos de los temas vistos en este artículo, requieren atención especial de tu parte. Lamentablemente estaremos obligados a diario a usar estos servicios. Pero, elevando el nivel de precaución podemos lograr mantener la mayor cantidad de nuestros datos a salvo.

Espero hayas disfrutado de este artículo, déjanos tu opinión en nuestras redes, o si quieres saber más de algún tema en específico.

¿Te gustaria enterarte de cuando lanzamos descuentos al Máximo o Nuevos Cursos?