Imagina una enorme guerra entre el bien y el mal. La batalla es larga y permanente. Pero, mientras las fuerzas del mal aumentan sus filas permanentemente, las fuerzas del bien poco a poco reciben cada vez menos guerreros. Si tuviéramos que contar de manera sencilla el panorama actual de la seguridad informática, sería muy parecido a la oración inicial.

Con el auge de la tecnología y la mayor disponibilidad y expansión de los medios tecnológicos, los frentes de batalla se multiplicaron: videojuegos, dispositivos móviles, computadoras, relojes… hoy, la tecnología esta presente en cada campo de la vida, al alcance de todos. A causa de esto, los lugares posibles de brechas son cada vez mayores, y mayores las posibilidades de atacar a alguien.

Esto nos deja con una necesidad urgente: mayor cantidad de profesionales de la seguridad informática dispuestos y disponibles para trabajar de manera exitosa repeliendo y auxiliando cada posible vulnerabilidad o brecha en el mundo IT. El problema radica en que no es tan fácil encontrar a los que puedan solucionar estas dificultades.

¿A qué se debe el déficit?

Los factores son diferentes y múltiples, pero veamos algunos de ellos:

La universidad: los planes desactualizados de formación profesional, ocasiona que cada persona, apenas se gradúa, se encuentre varios años atrasado a nivel tecnología (y más en ciberseguridad). Esto significa que, el profesional deberá seguir formándose de manera inmediata, para estar aun así atrasado a los ciberdelincuentes.

Además de lo mencionado, en América Latina el acceso a la universidad no es para todos. Los gastos que ocasiona y la dificultad de costearlos, además de matrículas y mensualidades, obliga a muchas personas a optar por trabajar fuera de la universidad.

El tiempo: El proceso de formación de una persona, hasta que domina las áreas de IT (y seguridad informática), tiende a ser largo y agotador, aunque apasionante. Nada se aprende en cuestión de horas, lo que motiva que muchas personas por diversos factores, deban abandonar sus estudios (formales o no).

El alcance: la seguridad informática esta (o debería estar) presente en cada uno de los aspectos de la vida diaria de una empresa. Esto, por supuesto, nos expone a mayores cantidades de posibles problemas. Por otro lado, muchas personas ajenas al mundo de IT tienen una resistencia al cambio y no le dan la seriedad debida ni toman con la seriedad que se merece los asuntos relacionados a la seguridad, lo que complica y vuelve más lento los procesos de creación de medidas de seguridad.

Requisitos absurdos: muchas empresas buscan auténticos unicornios, prefieren dejar puestos vacantes que contratar a personas con conocimientos medios y capacitarlos. Eso obliga a los profesionales a buscar más contenido profesional que demanda más tiempo, para conseguir puestos iniciales.

Necesidad urgente: muchas otras empresas, ofrecen a estudiantes de primeros ciclos, pasantías rentradas y trabajo permanente luego, lo que ocasiona que muchas de ellas no concluyan su formación (aunque si eres de IT, sabes muy bien que somos autodidactas por excelencia).

Brecha actual

Las cifras varían, pero todas coinciden en lo mismo: la necesidad de profesionales capacitados es alarmante. Diversos estudios muestran que los expertos en Red Team y Blue Team (entre otras áreas) necesarios rodean los 4 millones aproximadamente.

4 millones de puestos vacantes. Esta tendencia no tiene miras a solucionarse al corto plazo. Hay una sola alternativa para esto: capacitarse, estudiar y avanzar.

Recuerda que, en mi sitio, en la sección “Rutas de Aprendizaje”, encontrarás rutas completas del Red Team y el Blue Team. Es una buena oportunidad para profesionalizarse.

Si te gusto el articulo recuerda dejarme tus comentarios en mis redes sociales.

¿Te GUSTARÍA saber cuando publico un nuevo articulo?

Entérate también cuando mis Cursos están al Precio más Económico.